Saltar al contenido
VISION DE MILLONARIOS

Las principales habilidades que debe desarrollar el empresario del siglo XXI

Donde hay una buena idea, el capital aparece

Este concepto viene de Arquímedes quien es considerado uno de los científicos más importantes de la antigüedad. Arquímedes dijo: “Dadme un punto de apoyo y moveré al mundo.” Lo dijo para validar su ley, la ley de la palanca. Según Arquímedes, una palanca y un punto de apoyo es todo lo que se requiere para mover algo.

¿Usted quiere mover dinero? ¿Quiere mover negocios? ¿Quiere mover proyectos? ¿Mover mercados? Tenemos que aprender a utilizar el tiempo y el dinero. Dominarles con maestría. Con inteligencia, con estrategia.

Todo lo que se requiere es una idea bien definida y una palanca. Es decir, necesita apalancarse. Aprenda a usar el “dinero de otras personas.” Hay una frase que dice: “Allí donde hay una buena idea, el capital aparece.” Claro que aparece, pero siempre y cuando exista alguien lo esté convocando. Porque el dinero no acude a donde no lo llaman. Es riguroso en eso: A fiesta que no lo invitan, fiesta que no entra.

 Al dinero lo mueven las personas, no las cosas. Se mueve por la voluntad de alguien, no por arte de magia. Por muy buena que sea su idea, usted debe moverse. Debe salir a buscarlo. Y ese es el arte del buen negocio: hacer dinero sin dinero. Hacer negocios con dinero ajeno. Apalancarse en el banco si hace falta, pero sabiendo que la deuda la pagará nuestro negocio, no nosotros. Porque si actuamos con inteligencia el banco es nuestro amigo. Pero si lo hacemos de manera improvisada, entonces el banco nos aplica la ley.

Ahora bien: ¿existe manera de conseguir capital sin ir al banco, ni incurrir en préstamos, ni créditos? Hoy día existen más posibilidades que antes, sin embargo, muchas personas siguen pensando del modo tradicional. De hecho, una de las principales habilidades que debe desarrollar el empresario del siglo XXI es la HABILIDAD PARA RECAUDAR DINERO. La visión tradicional sugiere que el joven “trabaje y ahorre un capital para empezar.” Esa fórmula es buena, pero es lenta. Antes los muchachos pasaban años “juntando su dinero” (y esto siempre y cuando no ocurra alguna eventualidad que los obligue a usar esos recursos) para recién lanzarse al ruedo.

Hoy día existen nuevos caminos. Digan lo que digan, hoy día la economía es más inclusiva y más dinámica. El que se queda atrás es porque quiere. ¿Qué se necesita para usar el DOP? Saber usar la deuda buena con los bancos. A los bancos no hay que tenerles miedo, hay que tenerles como una herramienta que podemos usar a nuestro favor. Habilidad para recaudar dinero.

El empresario tiene que tener habilidad para generar confianza en su proyecto. El empresario convierte a las personas con dinero en inversionistas. Para lograr esto hay que tener apertura mental, capacidad para negociar, y sobre todo disposición para querer compartir la torta.

Recuerde eso: “si usted hace que la gente gane, la gente le hará ganar. “Prometa ganancias sinceras, no abuse de la buena fe de los demás, ni corra el riesgo de sobre exponer su reputación. No puede abusar de la gallinita de los huevos de oro. En otras palabras, no juegue con la confianza que la gente deposita en usted. El verdadero punto de apoyo es la confianza: si generas confianza, generas dinero.

Por Juan Carlos Atoche

Visión de Millonarios