Saltar al contenido
VISION DE MILLONARIOS

Las máximas de Yokoi Kenji para potenciar la mentalidad

Si no tuviera los ojos rasgados tal vez no habría conmocionado tanto al país, pero a veces les creemos más a los que vienen de afuera: a los extranjeros… o a los que así parecen. Fueron las palabras que pronunció Yokoi Kenji Díaz cuando fue galardonado por la Cámara Junior de Colombia como uno de los 10 jóvenes más destacados del 2010 estremecieron al público en Internet y las redes sociales. Y agregaba:

Colombia no es un país pobre, sino de mentalidad pobre”, proponiendo crecer más en nosotros mismos.

Hijo de padre japonés y madre colombiana, criado en Ciudad Bolívar (en el sur de Bogotá). Vivió en Japón a la edad de los 10 hasta los 24 años. A su regreso puso andar la fundación Turismo con Propósito, a través de la cual ha traído varios japoneses a Colombia para intercambiar vivencias, formas de pensar y abrazos. Está casado y tiene dos hijos: Kenji David y Keiko Daniel. Sólo habla en japonés cuando se pone de mal genio.

He aquí algunas de sus aleccionadoras frases:

#1. Uno se amaña en Colombia y “amañar” es una palabra que no he logrado traducir.

#2. La tenacidad de los colombianos es admirable. Ante un reto se le miden a lo que sea. No le tienen miedo a equivocarse y actúan ante la filosofía de “si no me la sé me la invento”.

#3. Tenemos que convencernos de que no hace falta una guerra para ver un nuevo amanecer.

#4. Para que el mundo cambie la imagen negativa que tiene Colombia, tenemos que empezar por cambiar la manera como nos vemos los propios colombianos. Tenemos que reconocer, ante todo, que somos gente trabajadora, gente linda.

#5. En el exterior, yo presento a Colombia como un paraíso de sonrisas, de besos y abrazos.

#6. Tenemos que declararle la guerra a la corrupción desde nuestros hogares.

#7. Estoy seguro de que mis cinco compañeros de colegio que se suicidaron en Japón no lo habrían hecho si hubieran conocido Colombia. Yo también había empezado a deprimirme, pero me salvaron las vacaciones en las que venía a este país.

#8. Jamás olvido esta lección de mi padre: “La disciplina tarde o temprano vence a la inteligencia”

#9. Cuando conocemos a los japoneses, comprobamos que no son tan geniales como creíamos. Y cuando ellos nos conocen se darán cuenta de que no somos tan malos como nos pintaban.

#10. “Si no desnudamos nuestro carácter en la intimidad de la reflexión, este nos desnudará en el escenario de lo público.”

#11. “Tenemos que convencernos de que no hace falta una guerra para ver un nuevo amanecer.”

#12. “Para que el mundo cambie la imagen negativa que tiene Colombia, tenemos que empezar por cambiar la manera como nos vemos los propios colombianos. Tenemos que reconocer, ante todo, que somos gente trabajadora, gente linda.”

#13. “En el exterior, yo presento a Colombia como un paraíso de sonrisas, de besos y abrazos.”

#14. “Tenemos que declararle la guerra a la corrupción desde nuestros hogares.”

#15. “El éxito es un montón de fracasos.”

#16. “Para saber lo que es imposible, es necesario intentar lo imposible.”

#17. “Para dejar de ser pobre, deja de hacerte el “pobrecito”

#18. “Todo éxito fácil es malo.”

Fuente: ECTVPlay